enfermería quirúrgica

Las claves de la buena enfermería quirúrgica

La enfermería perioperatoria

Una de las áreas de especialización más importantes para el sector de la enfermería es el trabajo en quirófano. Para el desarrollo de una buena enfermería quirúrgica, el personal debe seguir una serie de procesos en cada una de las fases que conciernen el proceso operatorio. (La fase pre, intra y post-operatoria).

Los problemas que afectan a la buena enfermería quirúrgica están relacionados con el entorno de trabajo. En éste los tiempos de permanencia en quirófanos son cada vez más cortos y las rotaciones de pacientes más altas.

Esta situación provoca que las enfermeras no dispongan de tiempo suficiente para desempeñar todas sus  funciones, que, por otra parte, son imprescindibles para el bienestar del paciente.

 Desde la enfermera operatoria gerente hasta la circulante y la intrumentalista comparten la misma misión que, bien podría ser la definición de la buena enfermería quirúrgica:

Prestar tratamiento quirúrgico adecuado a la patología de los pacientes con la máxima profesionalidad, respeto, eficacia y calidad; así como, facilitar la integración del paciente en el medio hospitalario.

Para cumplimentar esta misión, las enfermeras quirúrgicas deben reunir una serie de aptitudes y actitudes que se pueden resumir de acuerdo a la enfermera Ana Belén Abenoja en 10:

Las claves de la buena enfermería quirúrgica. Aptitudes

  1. Conocer las normas y características de la zona quirúrgica.
  2. Trabajar organizadamente, anticipando necesidades.
  3. Trabajar en equipo con el claro objetivo del éxito de la cirugía y el bienestar del paciente.
  4. Desarrollar la capacidad para enfrentarse a situaciones críticas que pueden surgir durante la intervención.
  5. Estar en continuo aprendizaje y revisión de conocimientos respecto a la cirugía y a las técnicas quirúrgicas.

Las claves de la buena enfermería quirúrgica. Actitudes

  1. Mantener continuamente un apoyo emocional al paciente, que se siente desprotegido y en ocasiones con temor a lo desconocido.
  2. Colaborar en los cuidados dispuestos a garantizar las necesidades básicas y fisiológicas del paciente.
  3. Establecer buenas relaciones interpersonales tanto con el equipo quirúrgico como con el resto de los servicios.
  4. Procurar la seguridad del paciente y favorecer un entorno seguro con sus acciones.
  5. Tener la disposición a colaborar de manera continua asegurando todo el proceso quirúrgico.

Las enfermeras tienen un gran potencial en el proceso perioperatorio; sin embargo, su estresante trabajo puede hacer que generen resistencias ante posibles cambios.

Desde Ikusi Salud trabajamos ofreciendo soluciones que faciliten la labor de los profesionales a mejorar  la gestión de BQ acompañandoles en todo momento en el proceso de implementación y consecución de objetivos.


 

Desde el área de Salud de Ikusi trabajamos desarrollando soluciones y tecnología que facilite la labor de los profesionales involucrados tanto en la gestión del Bloque Quirúrgico como en la operativa diaria.

Si quieres puedes leer más sobre cómo en Ikusi, trabajamos con los hospitales en la Optimización del Bloque Quirúrgico con herramientas de Planificación y Programación.

También pueden interesarte conocer nuestra  Plataforma FORWARD para el análisis perioperatorio

Te invitamos a que nos preguntes cualquier cuestión relacionada con la gestión del BQ, puedes contactar con nosotros vía e-mail o en el teléfono 943 448 974.