Estandarización del proceso del flujo de pacientes

¿Es posible conseguir una estandarización del flujo de pacientes durante el proceso quirúrgico?

En un artículo anterior estuvimos hablando de la importancia de disponer de un cuadro de mando que proporcione información del flujo de pacientes. De esta manera se puede tener información de la situación del paciente durante el proceso quirúrgico ya que el sistema permite tener visibilidad de cada ubicación del paciente y el tiempo que ha demorado en ellas.

Un flujo de pacientes óptimo es lo que permitirá la estandarización del proceso. Veamos este aspecto de forma más detallada.

La estandarización del proceso y la excelencia operativa

El flujo de pacientes está marcado por la admisión, las altas y las transferencias entre unidades. Cuando esto  funciona de forma óptima los procesos dentro del BQ siguen un ritmo constante y estandarizado.

A partir de realizar una monitorización, detección de cuellos de botella y  análisis de la información recopilada y almacenada con la solución forward RTLS se puede determinar de qué manera se tiene que llevar a cabo la la intevención del paciente dentro del área quirúrgica. (que al mismo tiempo está relacionado con los conceptos hablado en artículos anteriores de estadanzarización en las áreas de programación y planificación)

Al mismo podemos asociar la duración de la ocupación de los recursos – teniendo en cuenta el tipo de intervención que se va a realizar- podemos estandarizar o entender diferentes tipos de intervenciones que van a demandar una ocupación determinada de recursos.

De esta manera podemos estandarizar esos procedimientos y vincularles todo lo que sea necesario para llevarlo a cabo como la ocupación de recursos de cama, equipamiento en medicina o el material requerido para la intervención.

A partir del análisis de esa información se logra entender determinadas intervenciones y generar una previsión de recursos determinada. De esta manera se produce la estandarización del proceso desde el punto de vista del flujo de pacientes. Lo que se traduce en que se pueda llevar a cabo una óptima programación y planificación de la gestión quirúrgica.

Los desafíos en las actividades quirúrgicas

Parte de una óptima estandarización del proceso es identificar los cuellos de botella que puedan comprometer la totalidad del proceso. Se deben prever los puntos críticos en la gestión de las actividades quirúrgicas, como los retrasos para iniciar la intervención. Esto por lo general es generado debido a la falta de visibilidad del proceso.

También se deben prever situaciones como la prolongación no deseada de la hospitalización debido a una infección o una caída. Todo proceso estandarizado podría verse interrumpido por ello la necesidad de un sistema capaz de mejorar la gestión sanitaria.

______________________________________________________________________

Desde el área de Salud de Ikusi trabajamos desarrollando soluciones y tecnología. Queremos facilitar la labor de los profesionales involucrados en tareas de planificación estratégica, de programación de intervenciones, así como en la operativa diaria del Bloque Quirúrgico.

Puedes ver nuestras soluciones para la recogida de datosprogramación inteligente de intervenciones y planificación estratégica de quirofanos y descargar nuestro folleto de la plataforma forward, diseñada para fijar los procesos avanzados en el área quirúrgica.

Te invitamos a que nos preguntes cualquier cuestión relacionada con la gestión del BQ, puedes contactar con nosotros en el teléfono 943 448 974 o a través del siguiente formulario.