mejora de la experiencia del paciente quirúrgico

La enfermera en la mejora de la experiencia del paciente quirúrgico

La enfermera en la mejora de la experiencia del paciente quirúrgico, un rol esencial y actualizado.

Cuando se consulta a los pacientes que se han sometido recientemente a una intervención quirúrgica o a sus familiares sobre su experiencia en las instalaciones médicas, es muy posible que las enfermeras se lleven buena parte de los comentarios. Es lógico que así sea porque estas profesionales juegan un papel esencial en la gestión y la mejora de la experiencia del paciente quirúrgico.

Sólo apostando por la formación más actualizada e incorporando las últimas tecnologías podrá convertirse la asistencia de las enfermeras en un poderoso factor de diferenciación en los hospitales.

El valor de la individualización

Un error común entre los responsables de la gestión de la experiencia del paciente quirúrgico es el de utilizar el mismo protocolo para atender a todos los usuarios. Esto supone obviar los pequeños matices que, finalmente, son los que hacen que la experiencia sea plenamente satisfactoria. Cada paciente reacciona de un modo diferente a los mismos estímulos o a la misma atención. Las enfermeras deben ser capaces de adaptase a cada escenario. Una buena estrategia para individualizar al máximo la atención pasa por contemplar las siguientes variables:

  • Humanidad. Los pacientes no pueden verse como meros clientes que reciben un servicio. Los pacientes agradecen ese toque humano que las enfermeras pueden ofrecer.
  • Profesionalidad. Ligado a lo anterior, las enfermeras tampoco pueden olvidar que actúan en nombre del hospital. Muy posiblemente su trabajo sea el que acabe definiendo la imagen que se lleven los pacientes de esa institución. Hay que actuar como profesionales, lo que implica diligencia, puntualidad, interés, confidencialidad en la prestación del servicio.
  • Comunicación. Los usuarios esperan que las enfermeras den cumplida respuesta a las dudas que vayan surgiendo durante la hospitalización. No es necesario que estas conozcan todos los detalles médicos. Si es necesario que se expresen con claridad y adoptando siempre un tono tranquilizador. Las nuevas tecnologías pueden ayudar mucho en este apartado.
  • Coordinación. El rol de la enfermera en la mejora de la experiencia de paciente quirúrgico no puede tener éxito si no trabaja coordinada con el resto de los profesionales del hospital. Esto dará una reconfortante imagen de seriedad y eficacia.

Toma de decisiones en el Bloque Quirúrgico

Las nuevas tecnologías en la mejora de la experiencia del paciente quirúrgico

Ya hemos comprobado cómo la comunicación es el factor verdaderamente determinante en la percepción de la calidad del servicio médico. La disponibilidad de aplicaciones que faciliten un contacto fluido entre pacientes, familiares y profesionales sanitarios ayuda conseguir una intervención decisiva de la enfermera en la mejora de la experiencia de paciente quirúrgico. Por supuesto, este tipo de herramientas también pueden seguir utilizándose más allá del periodo de hospitalización. Acompañan a los pacientes antes y después de la intervención quirúrgica.

 


Desde el área de Salud de Ikusi trabajamos desarrollando soluciones y tecnología. Queremos facilitar la labor de los profesionales involucrados en tareas de planificación estratégica, de programación de intervenciones, así como en la operativa diaria del Bloque Quirúrgico.

Puedes ver nuestra soluciones para la optimización del BQ y descargar nuestro folleto de la plataforma forward, diseñada para fijar los procesos avanzados en el área quirúrgica.

Te invitamos a que nos preguntes cualquier cuestión relacionada con la gestión del BQ, puedes contactar con nosotros en el teléfono 943 448 974 o a través del siguiente formulario.